Pagina en obras 1024x284

Las faltas de ortografía se disparan con el uso de redes sociales

Pexels tracy le blanc 607812
|

El uso de las redes sociales y los chats para comunicarnos rápidamente con familiares y amigos han motivado que la mayoría de los niños y jóvenes no presten atención a las faltas de ortografía y escriban de cualquier manera cuando se comunican en redes sociales.


La edad en el inicio del uso del teléfono móvil con conexión a internet sigue bajando continuamente. Según un estudio realizado por Global Kids que lleva por título ‘Los derechos de la infancia en la era digital’, los adolescentes españoles que ahora tienen 15 años, tuvieron su primer smartphone con 12, mientras que en este momento quienes tienen entre 9 y 10 años tuvieron su primer teléfono con 7 años.


El uso de redes sociales como Facebook y de chats como WhatsApp afecta de manera directa a la lectoescritura infantil y donde más se nota de forma negativa es en la ortografía. Las faltas ortográficas que se comenten en estas conversaciones son fruto de la inmediatez que requiere la era digital: intentamos escribir tan rápido como hablamos y la forma de usar abreviaturas, acortar palabras, llamar a las cosas por sus siglas o expresarnos a través de emoticonos.


Memorización de palabras mal escritas

El dato positivo del uso de tecnología digital en nuestras conversaciones con amigos y familiares es que en la actualidad escribimos y leemos mucho más que hace unos años, pero la parte negativa es que nos relaciones a través de una pantalla y vemos con más frecuencia expresiones erróneas y faltas de ortografía que se van memorizando en nuestra retina.


La cofundadora de Walinwa, Virgina Ricoy, explica que “los adultos que tenemos asumidas las reglas ortográficas con facilidad nos damos cuenta de esos grandes fallos y enseguida nos molesta a la vista, pero cuando esto mismo ocurre entre los pequeños la consecuencia es que la visualización errónea les lleva a memorizar esas palabras mal escritas y así cometen faltas de ortografía constantemente”.


Es importante subrayar que en verano, se incrementa el consumo de redes sociales entre los más jóvenes y baja el número de horas que los pequeños dedican a la lectura y el aprendizaje debido a las vacaciones escolares. En concreto, el uso de Facebook aumenta un 67%, según datos de un estudio de Adglow.


“La memoria visual tiene mucha fuerza en los niños y es un mecanismo para interiorizar palabras bien o mal escritas. Si las ven constantemente mal escritas y con faltas de ortografía a través de internet, será fácil que las recuerden así y ellos también las escriban así. Sin embargo, esta misma memoria visual se puede usar de forma positiva haciendo que los pequeños vean siempre las palabras bien escritas y las memoricen de la forma correcta”, comenta Ricoy.


Las faltas de ortografía más comunes en redes sociales

“Entre las faltas de ortografía que más cometemos cuando escribimos en redes sociales y chats están la ausencia de tildes, eliminar los signos de puntuación y confusiones entre ‘a ver’ y ‘haber’, ‘a’ y ‘ha’ o ‘¡Ay!, ‘ahí’ y ‘hay’. Sin duda alguna, para evitarlo lo mejor es leer, pero leer libros, trabajar la ortografía con los más pequeños y repasar todo lo que escribimos en las redes sociales”, subraya Roberto Salvador, cofundador de Walinwa.


Comentarios