Pagina en obras 1024x284

Los secretos del cerebro al descubierto con la neurotecnología

Artificial intelligence g65daaea98 1920
|

La neurotecnología se define como un conjunto de herramientas que se utilizan para analizar e influir sobre el sistema nervioso del ser humano, en especial sobre el cerebro. Junto a la neurociencia busca desentrañar los enigmas del cerebro, no es una nueva disciplina, pero con el desarrollo de la inteligencia artificial se abren las puertas a un mundo de posibilidades casi infinito.


Por un lado, se debe preguntar por las aplicaciones, que pueden alcanzar incluso la cura de lesiones cerebrales, y, por otro, por los límites derivados de la unión entre cerebro y máquina, hasta el punto de que se están popularizando conceptos como los neuroderechos.


Aunque la electroencefalografía tiene casi un siglo, el primer gran avance se ha producido en las últimas décadas con las imágenes del cerebro obtenidas mediante escáneres de resonancia magnética. Esta técnica ha permitido, entre otras cosas, identificar qué áreas del cerebro se activan o desactivan durante determinadas tareas.


Desde entonces, como bien explica el informe sobre neurotecnología de Iberdrola, se han alcanzado otros ámbitos que normalmente pasan desapercibidos y que van desde el desarrollo de fármacos para tratar alteraciones mentales, como la depresión o el insomnio, hasta el de tecnologías dedicadas a la rehabilitación neurológica tras accidentes cerebrovasculares o a la recuperación de la audición con los implantes cocleares.


Prácticas y técnicas de la neurotecnología


La neurotecnología utiliza diferentes técnicas para registrar la actividad del cerebro y estimular partes del mismo. Las no invasivas son las que permiten actuar desde el exterior, mientras que las invasivas necesitan la implantación de electrodos mediante cirugía.


Entra las dedicadas a registrar la actividad cerebral destacan:



  • - El electroencefalograma (EEG): es la técnica no invasiva más antigua y registra la actividad eléctrica del cerebro mediante electrodos colocados en el cuero cabelludo.

- La resonancia magnética funcional (IRMf): mide la actividad cerebral detectando cambios en el flujo sanguíneo del cerebro con gran resolución.

- La espectroscopia funcional de infrarrojo cercano (fNIRS): usa sensores portátiles que se colocan sobre el cuero cabelludo y tiene una resolución menor que la IRMf.

- La implantación de microagujas: es una técnica invasiva que consiste en insertar minúsculos electrodos en la corteza cerebral.


Sobre las técnicas para estimular el cerebro, estas son las más utilizadas:

- La estimulación eléctrica transcraneal (tES): se aplican pequeñas corrientes a electrodos situados sobre el cuero cabelludo.

- La estimulación magnética transcraneal (TMS): sigue el mismo principio, pero utiliza pulsos magnéticos a través de bobinas colocadas sobre el cuero cabelludo.

- Los ultrasonidos focalizados (FUS): son una tecnología no invasiva que aplica pulsos focalizados de luz infrarroja para estimular zonas concretas del cerebro.

- La estimulación cerebral profunda (DBS): se efectúa implantando electrodos de forma quirúrgica que actúan como neuroestimuladores.


Comentarios