Pagina en obras 1024x284

ELLA

Female ge490f33d8 1920
|

Abrí la puerta y la dejé pasar. Era elegante,con un caminar alegre y sobrio a la vez.


Se sentó en el sofá y entre sus manos descubrió una caja que destapó.
Había escuchado hablar de ella no muy bien; todo eran quejas con rasgos de tristeza y melancolía... la criticaban duramente.

Pienso que en realidad no la conocían...no querían conocerla.
El contenido se desparramó sobre la mesa, me miró y me preguntó: ¿ Estás dispuesta a conocerme?

Aceptemos que la soledad en realidad es un trabajo de autocuidado, es agradecer ese tiempo que nos dedicamos a nosotros mismos; buscar aficiones que no sabíamos que estaban latentes y querían salir. Respirar el " ahora" para que nos llene y nos embargue con su aroma. Buscar entre nuestros cajones, entre nuestra música preferida, entre nuestros rincones para sacudirlos...

Muchas veces estamos rodeados de gente, de frenética actividad pero en el fondo nos sentimos solos y no nos damos cuenta que nunca lo estamos pues es nuestra presencia la única que siempre nos acompaña.
A ella, hay distintas formas de percibirla, de sentirla: unas veces es buscada pues nos es necesario acompasar otro ritmo diferente para poder alejarnos del bullicio que nos engulle. Otras es obligada por circunstancias de la vida.

De nosotros depende cómo queremos acogerla: si como una mano amiga que nos puede ayudar a abrir el resorte de nuestra caja para descubrir un mundo interior sin explorar o como algo aspero y gris que nos sumerge en un estado de pesadumbre del que muchas veces queremos huir rodeándonos de personas que no nos aportan nada y al contrario nos restan energía. Por otro lado Marian Rojas

Estapé define a las personas vitaminas como aquellas que saben escuchar, nos aportan distintas formas de ver la vida,suman, y están ahí para tender una mano.
Así que sepamos escoger pues como dice el dicho popular: " Más vale solo que mal acompañado".

Comentarios